驴Cual es la posici贸n del anarquismo frente a la revoluci贸n cubana?

Banderas Anarquistas

Nosotros apoyamos el fen贸meno revolucionario cubano en cuanto este significa un esfuerzo popular por resolver los grandes problemas del pa铆s y liquidar seculares privilegios y abusos irritantes e injustos. Nos oponemos resueltamente a que las fuerzas reaccionarias que hoy combaten el castro comunismo, simplemente porque a帽oran el retorno a un pasado de corrupci贸n y de verg眉enza, recapturen el poder pol铆tico. Luchamos contra la dictadura totalitaria castro comunista, porque 茅sta significa el estrangulamiento de la revoluci贸n cubana, sometiendo al pueblo a la opresi贸n y explotaci贸n de una nueva clase gobernante, tan mala y tan nociva como la anterior, que ha colocado al pa铆s al servicio del imperialismo chino-sovi茅tico(en su tiempo), bajo el pretexto de liberarlo del vasallaje a que estaba sometido respecto del imperialismo norteamericano. Tratamos, por todos los medios a nuestro alcance, que el pueblo cubano recupere su libertad de acci贸n, para proseguir la transformaci贸n revolucionaria de acuerdo con sus propios intereses y su propia idiosincrasia, concertando su acci贸n con los dem谩s pueblos de Latinoam茅rica, sus aliados naturales, que tambi茅n luchan contra los reg铆menes feudales y capitalistas que los explotan y los oprimen inmisericordemente. Queremos una Cuba que organice su vida social con la m谩s amplia justicia econ贸mica y la m谩s completa libertad pol铆tica, pues nosotros, por encima de todo, somos socialistas y libertarios. Esa preocupaci贸n l贸gica del movimiento libertario internacional, consistente en definir la lucha contra el r茅gimen castro comunista sin hacerle el juego a las fuerzas negras de la reacci贸n, es tambi茅n nuestra preocupaci贸n. La historia cubana ha sido la historia de la humanidad en b煤squeda del camino hacia la libertad. Al igual que en Colombia, la historia dela independencia no es una fecha si no un proceso de larga duraci贸n, dir铆a Fernan Brudel. Este breve texto no plantea ser una verdad objetiva o un acto de propaganda pol铆tica, aunque el hecho de escribir sobre los procesos de Cuba sea a favor o en contra de la revoluci贸n es un acto pol铆tico y el acto pol铆tico m谩s temible es aquel que pretende ser neutral. Parafraseando a Foucault:鈥淓l poder que no se ve es el m谩s fuerte鈥. Este texto s贸lo pretende darnos una corta respuesta a la pregunta: 驴Qu茅 posici贸n tomamos los anarquistas frente a la cuesti贸n cubana?, esta respuesta no debe ser tomada como una visi贸n general de la masa de anarquistas unidos, organizaciones o colectividades cenetistas, si no es algo m谩s subjetivo desde nuestra propia posici贸n comunista libertaria.

Entre 1895 y 1898 se comienza a gestar la segunda campa帽a de Cuba Libre esta vez encabezada por Jose Mart铆 en b煤squeda de la libertad del pueblo cubano enjaulada en las rejas de la corona espa帽ola a finales del siglo XIX, los dominios de la tierra cubana pr谩cticamente eran en su mayor铆a de los inmigrantes espa帽oles los cuales desde 1790, la tasa demogr谩fica hab铆a aumentado principalmente por comerciantes extranjeros que llegaron al territorio haciendo del control de la tierra comercio no exportable y sistemas de cr茅dito emp铆rico que los enriquecieron y posteriormente llevar铆an al pueblo cubano a desarrollar una serie de procesos independentistas inacabados. 鈥淒esde 1790 hasta 1898 la fuente principal del crecimiento poblacional fueron los inmigrantes [鈥 Despu茅s de 1860 toda la parte rural de la Habana adquiri贸 crecimiento y poder铆o comercial local. Ello se produjo por la formaci贸n de una clase de agricultores independientes en peque帽a escala que se dedicaban a cultivos comerciales no exportables y adem谩s por la ausencia de organizaciones de cr茅dito, esto trajo poder铆o econ贸mico en los mercaderes [鈥 durante la crisis de 1880 a 1886, los comerciantes obtuvieron ganancias excepcionales y controlaron gran parte de la producci贸n zonal鈥 (Garc铆a & 脕ngulo.2006. p202) Estados Unidos anteriormente hab铆a intentado comprar Cuba a los espa帽oles como proyecto desarrollista de su econom铆a extractivista y colonial en el cual destacaron las 鈥淩ep煤blicas Bananeras鈥, el control de las aguas, y el comercio; as铆 de la misma forma que estos 鈥淎poyaron鈥 la independencia de Panam谩 y su separaci贸n de Colombia en aras del poder铆o naval y comercial al hacerse del Canal inacabado tras varios incumplimientos de los franceses al naciente estado colombiano. Los espa帽oles al no querer dar el apret贸n de manos al T铆o Sam, los estadounidenses movilizan en 1898 el acorazado USS Mine el cual vol贸 en mil pedazos el 15 de febrero de 1898 en un posible auto atentado al cual no dudaron en acusar a Espa帽a; aunque nunca se encontraron pruebas. De esta manera EE. UU. entra a la guerra Hispano-Cubana la cual al terminar impone un tratado al gobierno cubano en 1903 la concesi贸n del territorio de Guant谩namo para establecer una base militar, mismo a帽o en que Panam谩 se separa de Colombia e impone un tratado de concesi贸n del canal por 100 a帽os al gobierno y, pone en frente al presidente Tom谩s Estrada Palma en 1906 tras que se reconociera a Cuba como 鈥淓stado Libre鈥.

La Revoluci贸n Rusa de 1917 a 1923 acompa帽adas de lo que fue La Gran Guerra dejo a Rusia fuera del negocio de la az煤car a base de la remolacha, lugar que entrar铆a a suplir Cuba, quien no solo exportar铆a az煤car sino tambi茅n tabaco para las tropas que se encontraban en disputa con Europa y medio Oriente tras el asesinato del Archiduque Frans Ferdinand, lo cual trajo una bonanza econ贸mica a Cuba pero, serios conflictos de corrupci贸n. En 1933 tras la ca铆da de Wall Street, Summer Wellsvisita Cuba y revive el acuerdo Platt, un acuerdo impuesto por Estados Unidos en la constituci贸n cubana en donde 茅ste puede mantener a Cuba militarmente ocupada, haciendo renunciar al presidente Machado y poniendo a Carlos de C茅spedes, quien es derrocado por la Revuelta de los Sargentos dirigida por Fulgencio Batista, poniendo enfrente al profesor Ram贸n Grau San Mart铆n, quien no es reconocido por EE. UU. y es derrocado por Batista quien en 1934 comienza a ser la cabeza detr谩s del poder de una serie de presidentes que pon铆a y quitaba a su gusto hasta 1940 donde este asumi贸 la presidencia y fue 1944 en donde Grau recuper贸 el poder tras las elecciones y Batista dio un golpe militar asent谩ndose de nuevo al poder. Si es cierto que Batista fue el primer presidente 鈥淎ntifascista鈥 que prohibi贸 la constituci贸n de partidos en pro de 鈥渞azas鈥 y determinismos geogr谩ficos, este fue un lacayo de Estados Unidos y las mafias estadounidenses que buscaban quebrantar la 鈥淧rohibici贸n鈥 entre 1920 y 1933, pero siguieron presentes en la isla despu茅s de estas fechas durante la dictadura de Batista.

鈥淟a dictadura de Batista fue derrocada en enero de 1959 por las tropas guerrilleras de Castro, en marzo el Consejo Nacional de Seguridad (CNS) contemplaba maneras de propiciar un cambio de r茅gimen, en mayo la CIA empezaba a armar guerrillas en Cuba鈥 (Chomsky.2003.p117), Aqu铆 en este punto comienza la instauraci贸n del modelo socialista en Cuba, y a pesar de su r茅gimen autoritario y anti estatista, Cuba no es libre, por primera vez, es soberana, y es aqu铆 donde mediante propaganda militar; al estilo de Vietnam, en donde el estadounidense com煤n cree que EE. UU. gan贸 la Guerra se crean mitos como la victoria estadounidense en Bah铆a Cochinos la cual fue una derrota humillante para EE. UU. y sus tropas de mercenarios. Tras la ca铆da de la Uni贸n Sovi茅tica, en 1992 se instaura un bloqueo econ贸mico 鈥淓mbargo鈥 sobre la isla que se fortaleci贸, embargo aplicado al gobierno de Castro desde los 60 como contramedida a la expropiaci贸n de empresas de ciudadanos estadounidenses, cuesti贸n que no vemos mal, apoyamos los procesos de expropiaci贸n de las riquezas de la burgues铆a como medio revolucionario en el cual el pueblo se hace con los medios de producci贸n como soluci贸n a la cuesti贸n de distribuci贸n equitativa de la riqueza producida por el trabajo de las y los obreros, 鈥溌 la expropiaci贸n! Esto es un chiste de mal gusto lo que necesitamos no es poner un mont贸n de abrigos para distribuirlo despu茅s y eso que los que tiran al fr铆o a煤n encontrar铆a en ello alguna ventaja, [鈥 lo que necesitamos es organizarnos, de tal forma que cada ser humano al venir al mundo pueda estar seguro de aprender un trabajo productivo a acostumbrarse a 茅l y poder ocuparse en ese trabajo sin pedir permiso al propietario y al patr贸n sin pagar algo a los acaparadores de la tierra y de las m谩quinas鈥 (Krop贸tkin.1892.p35) De esta forma como anarquistas reafirmamos nuestro desprecio a la propiedad privada, y no faltar谩 aquel que dice: 鈥淓st谩s escribiendo esto desde un PC o un Phone鈥 las cuales son falacias en las que no tienen como atacar un argumento con base en la propiedad como base del trabajo.

Las y los obreros quienes son los 煤nicos que pueden incorporar valor a un objeto por medio del trabajo mismo y la concepci贸n de capital que se diferencia del ahorro y el capital est谩 propiamente ligado a los medios de producci贸n y no al celular o PC desde donde escribimos esto, no queremos tus zapatillas Gucci, queremos la f谩brica. 鈥淟a propiedad es un Robo鈥 dec铆a Proudont, y un robo se adquiere con violencia; violencia como a la que fue sometida Cuba en 1492 con la llegada de Col贸n a sus playas pensando que hab铆a llegado a 鈥淟as Indias鈥 rob贸 el oro, el tabaco y el az煤car con el que amasaron la riqueza de Europa en plena crisis del mercantilismo espa帽ol debido a las restricciones de rutas por parte de Inglaterra y Portugal que ten铆a Espa帽a para viajar hacia las Indias, rob贸 la apropiaci贸n de tierras de extranjeros espa帽oles que con violencia entre 1760 y 1893 hicieron una fortuna a causa de la especulaci贸n, rob贸 la utilizaci贸n del autoatentado USS Maine con el cual EE. UU. le declara la guerra a Espa帽a para luego, en la primera guerra mundial y guerra fr铆a se hizo el control del mercado de az煤car sacando a Rusia de la ecuaci贸n. De hecho, con esta misma violencia se debe recuperar esta propiedad como derecho consuetudinario del pueblo y cualquier acto de bloque contra Cuba es inaudito, m谩s a煤n cuando se mantiene la base militar de Guant谩namo que ha funcionado durante todo este tiempo como campo de concentraci贸n para violaci贸n de DD. HH. en tierras no estadounidenses. Este bloqueo econ贸mico ha impedido comercializar, vender, importar y exportar productos y servicios a los pa铆ses socios de EE. UU. y la ONU, aun as铆 por m谩s de 50 a帽os Cuba se ha mantenido en pie. En plena crisis y pico de pandemia a nivel mundial valga la redundancia, EE. UU. quiere legitimar la intervenci贸n a Cuba por la 鈥淐risis Sanitaria鈥 y la 鈥淎lta mortalidad鈥 de entre 50 a 60 personas al d铆a por covid en un pa铆s de 11 millones de habitantes contra una curva de decesos de entre 600 a 500 en un pa铆s de alrededor de 50 millones de habitantes como Colombia, principal violadora de derechos humanos en la regi贸n y cuyo gobierno pide 鈥淟ibertad de Expresi贸n" en medio de casi 3 meses de protestas que han dejado m谩s de 70 muertos a manos del estado y sus oficiales de represi贸n, m谩s de 100 desaparecidos que d铆a a d铆a aparecen muertos y descuartizados en bolsas negras flotando en los r铆os. 驴Entonces las protestas desatadas en Cuba son Ileg铆timas? No, claro que no lo son, todo acto de levantamiento popular es leg铆timo.

El problema es cuando este est谩 patrocinado por intereses extranjeros que masifican las crisis en medios de comunicaci贸n y, no decimos que 51 muertos al d铆a no sean graves, toda vida es valiosa, el problema radica en que Cuba ha sido de los pa铆ses que mejor a controlado la pandemia y est谩 en la fase final de su vacuna 鈥淪oberana鈥, la cuesti贸n es que Estados Unidos quiere robar, saquear, hurtar a Cuba y hacerla su propiedad. 驴Entonces estamos a favor del oficialismo cubano? Nunca, los anarquistas si bien somos socialistas, somos ac茅rrimos enemigos del estado, y como bien reza el art铆culo quinto de la constituci贸n cubana 鈥淓l Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la naci贸n cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcci贸n del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista鈥 nos negamos a que la vida de un pueblo est茅 sometida a la dictadura del proletariado en las manos de un partido; al cl谩sico estilo Leninista Trotskista que elimin贸 los f茅rreos guerreros anarquistas del ej茅rcito negro ucraniano, cuyo objetivo primordial era hacerse del control total de los Soviets por medio del partido eliminando, as铆 el objetivo real de la revoluci贸n y la asamblea; esta concepci贸n es inherente y fatalmente falsa. La revoluci贸n s铆 que es un proceso violento, pero, si esta resulta solo en un cambio de dictadura a un intercambio de nombres y personalidades pol铆ticas, entonces dif铆cilmente vale la pena. Definitivamente no vale toda la lucha y sacrificio, la enorme p茅rdida en vidas humanas y valor cultural que resultan de toda revoluci贸n. Si esa revoluci贸n fuese a traer alguna vez mayor bienestar social (que no ha sido el caso en Rusia), tampoco valdr铆a el espantoso precio pagado: meras mejoras pueden ser aplicadas sin necesidad de una sangrienta revoluci贸n. No son paliativos ni reformas lo que se busca alcanzar con la revoluci贸n tal como la concibo yo鈥 (Goldman, 1902.p2). 驴Estamos en contra? Es dif铆cil, yo dir铆a: 鈥渘o completamente鈥, la constituci贸n Cubana en su art铆culo tercero reza 鈥淓l socialismo y el sistema pol铆tico y social revolucionario establecido en esta Constituci贸n, probado por a帽os de heroica resistencia frente a las agresiones de todo tipo y la guerra econ贸mica de los gobiernos de la potencia imperialista m谩s poderosa que ha existido y habiendo demostrado su capacidad de transformar el pa铆s y crear una sociedad enteramente nueva y justa, es irrevocable, y Cuba no volver谩 jam谩s al capitalismo鈥 adem谩s, bien lo dec铆a Kropotkin 鈥淟a anarqu铆a conduce al comunismo y el comunismo conduce a la anarqu铆a, una y otra no son m谩s que la tendencia predominante en las sociedades modernas por la b煤squeda de la igualdad鈥 (Kropotkin.1892.p24) y si bien nos encontramos delante de una tiran铆a a cargo de Miguel D铆as, Cuba Jur贸 nunca volver al capitalismo. Cuba est谩 en medio de una revoluci贸n incompleta, hay que componerla y completarla, debemos recordar con vehemencia las palabras que Bakunin recitaba: 鈥淟ibertad sin socialismo es privilegio e injusticia; Socialismo sin libertades esclavitud y brutalidad鈥, tambi茅n debemos recordar con paciencia a Buenaventura Durruti quien dec铆a: 鈥淟levamos un mundo nuevo en nuestros corazones鈥, y recordemos que el mundo no solo es Cuba o Colombia, sino que tambi茅n se est谩n dando procesos anarquistas s贸lidos como Rojava, Chiapas y los Zapatistas, CRIC entre otros. La anarqu铆a no ser谩 posible hasta que el capitalismo caiga en EE. UU. y en cada rinc贸n del mundo. Apoyaremos cualquier tipo de revoluci贸n e insurrecci贸n en Cuba siempre y cuando sean de car谩cter socialista, anticapitalista, anti-estatista y anti imperialista, de resto, 隆Yanqui Go home! Una reflexion por: